Bodegas obergo
NOTICIAS

Jueves 20 October 2016

Bodegas Obergo y su vino del Somontano color marrón

Bodegas Obergo y su vino del Somontano color marrón
¿Sabías que las hojas de los viñedos de Bodegas Obergo cambian por una explicación química? Esta semana, que han empezado a bajar las temperaturas y ha empezado a llover, lo estamos viendo a un ritmo frenético.

Estamos muy acostumbrados a que en octubre las hojas de nuestros viñedos cambien de color. Una combinación asombrosa de reacciones químicas tienen toda la culpa. Las moléculas de las distintas sustancias químicas alternan una serie de enlaces entre electrones, cuyas estructuras absorben o reflejan diferentes longitudes de onda del espectro visible de la luz… ¡creando la sensación de color en nuestros ojos!
 
Las hojas verdes se forman gracias a la clorofila, que necesita de altas temperaturas y luz del sol para realizar la fotosíntesis, o el proceso por el que las plantas utilizan la energía de precisamente la luz del sol para transformar dióxido de carbono en agua y azúcares, emitiendo como resultado oxígeno al medio ambiente. Cuando el verano da paso al actual otoño, se reduce la producción de clorofila, y la existente, se descompone. El color verde desaparece de la hoja de la parra.

Bodegas Obergo y su vino color marrón en pleno Somontano

 
Como la clorofila, los carotenoides y los flavonoides son compuestos químicos que se encuentran en las hojas de nuestros viñedos. Contra más abundantes sean, degradándose de forma notable en otoño, conseguirán que las hojas se tornen amarillentas, anaranjadas y rojizas. La familia de los carotenoides incluye compuestos como el betacaroteno, que otorga el color naranja a las zanahorias, la luteína, que aporta el amarillo a la yema de huevo, y el licopeno, que confiere el rojo a los tomates.

 

Volver